Posted

Como salvar a mi empresa

Reducción significativa del nivel de ventas, incremento del personal ocioso, dificultad de abordar el pago de deudas con proveedores comerciales, financieros y administraciones públicas y caída significativa del beneficio empresarial, son algunos de los indicios evidentes de la existencia de un problema empresarial. Estos indicios desembocan en que los empresarios y directivos de empresas y organizaciones se realicen la siguiente pregunta: ¿Cómo salvar mi empresa?

En periodos de crisis, estos problemas estructurales se incrementan de manera exponencial. Ante estos problemas los empresarios y directivos de las empresas intentan solucionar los mismos mediante la adopción de medidas rápidas sin realizar un diagnóstico sobre la perspectiva global del problema empresarial que les acecha.

¿De nuevo un error empresarial? NO, no se debería de denominar así. Bajo nuestraComo Salvar a mi Empresa experiencia, el efecto que sufren los empresarios y directivos es lo que denominamos “Bloqueo Empresarial”. La sucesión de problemas, la crisis de resultados, y las ineficaces medidas adoptadas van generando el efecto mencionado, y por tanto la incapacidad para dar una Solución Global a los problemas estructurales de la compañía. La decisión comúnmente adoptada por empresarios es intentar diferir o reorganizar sus pagos sin realizar una reestructuración ordenada. Pero:

¿La Reestructuración Financiera es la solución para salvar mi empresa?

 La Reestructuración Financiera es una de las soluciones a adoptar para salvar su empresa, pero no es la única. Es necesario adoptar medidas de carácter operativo, y de reorganización empresarial para dar solución a problemas tales como: ociosidad del capital humano, destrucción de la rentabilidad de unidades de negocio, desorganización estructural, falta de liquidez…

El entorno macro y microeconómico, un entorno regulatorio cambiante, la dependencia del crecimiento externo, y otros factores propios de los empresarios y directivos dan lugar a cometer errores tales como: Ineficiencias Operativas, Excesivo Apalancamiento Financiero, Indefinición de los Objetivos Estratégicos Empresariales, Sobredimensionamiento de la Capacidad Productiva, Estimaciones Erróneas de los Escenarios del Negocio…

En definitiva, los procesos de Reestructuración Financiera y Operativa no son procesos excluyentes, sino complementarios del salvamento y reflotamiento de empresas.

En Legorburo Consultores creemos firmemente en ese concepto y en la necesidad de abordar los procesos de Reestructuración Operativa (Reorganización Empresarial) y Reestructuración Financiera “simultáneamente&rdquo, para proporcionar una “Solución Global&rdquo, a los problemas mencionados y as&iacute, poder salvar su empresa.

Afrontamos la cuestión ¿Cómo salvar a mi empresa? intentando llevar a cabo las siguientes acciones –medidas- con el fin de llevar a buen puerto el salvamento de la misma. Nuestro proceso de salvamento de empresas lleva a cabo entre otras las siguientes medidas:

  • Redefinición de estrategias, objetivos estratégicos y estructura organizacional.
  • Redimensionamiento del capital humano.
  • Redimensionamiento de las unidades de negocio.
  • Asesoramiento en el control de la gestión empresarial.
  • Asesoramiento en procesos de segregación o desinversión de unidades de negocio, venta de activos no estratégicos o procesos de escisión parcial de empresas (sell-off).
  • Reestructuración financiera con agentes públicos, comerciales y financieros.

Legorburo Consultores tiene el firme objetivo de intentar evitar que las empresas inicien un proceso concursal, y lograr no sólo únicamente que las empresas superen la fase de crisis en la que se encuentran inmersas, sino que salgan reforzadas y con capacidad suficiente para afrontar el entorno competitivo donde ejercen su actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *