Si necesita asesoramiento sobre Valoración de Empresas, contacte sin compromiso:

Descuento de Flujos de Caja

La Valoración de Empresas por Descuento de Flujos de Caja (Discounted Cash-Flows o DCF en inglés) se basa en que el valor de una compañía es la suma de los Flujos de Caja Libres (FCL) que generará en el futuro valorados en el momento presente. Los FCL representan el dinero generado por la sociedad en el desarrollo de su actividad, una vez cubiertos los pagos a los acreedores no financieros y las necesidades de inversión en activos fijos. Es decir, el valor de una empresa equivale, de acuerdo con este método de Valoración de Empresas, al dinero disponible para pagar a los acreedores financieros y accionistas de una compañía.

Para utilizar este método de Valoración de Empresas es necesario realizar proyecciones sobre el comportamiento futuro de las distintas partidas del Balance de Situación y la Cuenta de Pérdidas y Ganancias de la empresa a valorar, con el fin de estimar los Flujos de Caja Libres que la misma generará durante los próximos años. Para llevar a cabo estas proyecciones, Legorburo Consultores se basa en información proporcionada directamente por el cliente, en los datos financieros y contables históricos de la empresa y en estimaciones propias fruto de un análisis exhaustivo de su mercado y de su sector de actividad. Por tanto, el primer paso de Legorburo Consultores a la hora de valorar una empresa utilizando esta metodología de Valoración de Empresas será analizar con detalle sus datos contables y financieros históricos, las acciones que va a llevar a cabo durante los próximos años, los posibles cambios en la regulación de su sector, el comportamiento de su competencia, y en definitiva toda la información que permita comprender cuál va a ser la más probable evolución de la empresa en cuanto a facturación, márgenes, inversiones, condiciones de cobro y de pago, contratación de personal, etc. De esta forma, podrán calcularse los FCL que la sociedad generará durante los próximos años.

Dado que a medida que nos alejamos más del momento actual resulta cada vez más difícil prever con cierta exactitud la evolución futura de las magnitudes financieras del negocio, así como la evolución general del mercado y los cambios en el sector, se realizan proyecciones de dichas magnitudes para un periodo no superior a los 10 años (habitualmente se proyectan 5 años). A partir de ese momento, y dado que esta metodología de Valoración de Empresas  asume la continuidad de la actividad de la sociedad a perpetuidad (la compañía va a seguir desarrollando su actividad de forma permanente), es necesario estimar el valor de los Flujos de Caja Libres que generará a partir de ese punto. Para ello se procede a calcular el Valor Terminal, o valor de los FCL generados por la empresa desde el último año proyectado en adelante.

Agregando el valor actual de los Flujos de Caja Libres generados por la compañía durante el periodo proyectado al valor actual del Valor Terminal, ambos descontados al Coste Medio Ponderado del Capital (Weighted Average Cost Of Capital, o “WACC”, en inglés), se obtiene el Valor de la Empresa.

El Coste Medio Ponderado del Capital representa el coste de la financiación de una empresa, y se obtiene ponderando en función de su peso sobre el total del pasivo de la compañía el coste de las deudas de carácter financiero y el de la rentabilidad exigida por sus accionistas.

Substrayendo al Valor de Empresa el importe de la Deuda Neta (Deuda Financiera – Efectivo y Otros Activos Líquidos Equivalentes) en el momento de la transacción, se obtiene el Valor de los Fondos Propios de la Empresa. De no sustraer la Deuda Neta al Valor de Empresa, un comprador que adquiriese la sociedad se vería obligado a pagar su deuda dos veces: una a los accionistas y otra a los acreedores. Por otro lado, la tesorería disponible en la empresa en el momento de su adquisición puede ser utilizada para pagar parte de esta deuda, por lo que de no sustraerse este importe al realizar el ajuste el comprador estaría pagando de menos por la sociedad.

El enfoque del Descuento de Flujos de Caja Libres tiene en cuenta todos los factores de éxito de la sociedad a valorar, y proporciona un valor que apenas se ve afectado por las condiciones de los Mercados de Valores.

Se trata del método financiero de mayor exactitud, ya que permite considerar de manera individual las características del negocio a valorar. Asimismo, es el más ampliamente utilizado por los analistas financieros. Es por lo tanto el método de referencia utilizado por Legorburo Consultores, en cualquiera de sus modalidades de Valoración de Empresas: Valoración Completa ó Valoración Aproximada.