Si necesita asesoramiento sobre Peritajes Económico Financieros, contacte sin compromiso:


Peritaje de la Gestión de Explotación realizada

Legorburo Consultores es especialista en analizar y evaluar, objetivamente, la buena o mala gestión empresarial realizada por el Administrador Único de una Compañía, un miembro del Consejo de Administración, un Consejo de Administración «en bloque», la Dirección General, la Dirección Financiera, o cualquier órgano decisor dentro de la empresa.

Reproducir vídeo

Cuántas veces, tras muchos años de confiar en las decisiones, por ejemplo, de un Administrador Único, o de un Director General, los propietarios de la Compañía se dan cuenta de que:

  • Se estaba vendiendo por debajo de coste, generando pérdidas de explotación continuamente.
  • Que pueda ser determinada económicamente la cuantía que se ha dejado de percibir.Se habían abierto delegaciones, sin control alguno en países emergentes, generando una "bolsa" de impagos impensable para los accionistas de la compañía.
  • Se estaban pagando sueldos "insoportablemente altos" a algunos miembros de la plantilla, con muy difícil justificación, dado que además son personas improductivas para la empresa.
  • Se están consintiendo unos periodos medios de pago, a los Clientes, que la empresa no se puede permitir de ningún modo etc.

Muchas veces, cuando los problemas de gestión, de este tipo (u otros), se detectan, por la propiedad de la Compañía, ya es demasiado tarde. Y hay que comenzar, en primer lugar, por diagnosticar objetivamente el problema, contratando a un experto independiente la emisión de un Informe Pericial, que determine los daños originados en la Compañía, derivados de la mala gestión realizada por dicha persona, cómo o por qué se han generado, cual es el coste provocado por dicha mala gestión, etc. A veces, no se va buscando solo una indemnización por los daños provocados, sino averiguar cuál es la solución (o soluciones) para corregir el problema originado.

Este Informe Pericial o Informe Independiente, muchas veces sirve de base para despedir de forma procedente al Directivo (o Directivos) que ha realizado el daño a la empresa; para reclamar responsabilidades, acompañando el Informe Pericial a una Demanda Legal; para poder explicar lo sucedido, a un Consejo de Administración que desconocía dichos hechos, y para muchos otros fines necesarios para la Empresa.