Si necesita asesoramiento sobre Financiación de Empresa, contacte sin compromiso:

Líneas Avales

Cuando se necesita solicitar una línea de crédito o un préstamo y no se proporciona por parte de la Entidad Financiera por falta de garantías, se recurre a los avales. Legorburo Consultores le ayudará a conseguir estos avales en las mejores condiciones.

Un aval es una garantía emitida por una entidad, obligándose ella misma a cumplir o pagar por un tercero si este no cumpliera con sus obligaciones.

Dentro de lo que corresponde a la financiación a la empresa mediante avales, encontramos las líneas de avales, a través de las cuales una entidad financiera se compromete a proporcionar avales a una empresa. Estos tendrán unas determinadas características y serán hasta un límite determinado. Los avales se irán firmando según las necesidades de la empresa.

Reproducir vídeo

Las partes que intervienen a la hora de formalizar un aval son:

  • Avalista: Entidad financiera que emite el aval.
  • Beneficiario: La compañía sobre la que la entidad financiera se compromete.
  • Avalado: Es el cliente de la entidad financiera que solicita que le afiance ante un tercero.Permite a la empresa cedente “cubrirse” ante expectativas de escenarios inflacionistas, dado que la inflación perjudica a los acreedores.

Tipos de Avales:

  • Avales técnicos: Con este tipo de avales las entidades financieras responden en los casos en los que sus clientes incumplan compromisos vinculados a concursos, subastas, ejecuciones de obras o contratos de suministro. Lo más frecuente es que además estos avales sean frente a organismos públicos.
  • Avales económicos: Las entidades financieras avalan a sus clientes en aquellas operaciones en las que estén obligados a pagar una cantidad determinada y en plazo de tiempo fijado. Tenemos dos tipos de avales económicos:
    - Avales económicos comerciales: Como su propio nombre indica, se avalan pagos de transacciones comerciales.
    - Avales económicos financieros: La entidad avalista responde del pago de créditos o préstamos que le han sido concedidos a su cliente. Este tipo de préstamos o créditos que le han sido concedidos al avalado suelen proporcionarlos otras entidades financieras.

Según el grado de exigibilidad del aval podemos encontrar:

  • Avales a primer requerimiento: Aquellas garantías exigibles inmediatamente.
  • Avales no exigibles a primer requerimiento: La entidad financiera que avala suele investigar primeramente el incumplimiento de pago, antes de hacer efectivo el importe que le exija el beneficiario.

Entre las ventajas que podemos encontrar a la hora de elegir esta forma de financiación a la empresa y no otra, es que su coste es inferior al de solicitar un préstamo o una línea de crédito. Y quizás la más significativa e importante es que siempre estaríamos respaldados por una entidad financiera, con la seguridad que ello proporciona a quien tenga que fiar su trato con una empresa desconocida.

El funcionamiento del aval:

El avalista, que cubre los riesgos del deudor, responderá solidariamente de los pagos que correspondan al mismo. El deudor deberá responder al cumplimiento de sus obligaciones con sus bienes presentes y futuros, de tal forma que el avalista que presta su consentimiento de garantía está cubriendo las responsabilidades del deudor con todos sus bienes actuales y de los que pueda disponer en un futuro.

En Legorburo Consultores apoyamos la financiación a la empresa. Desde el primer momento trabajamos al lado de nuestros clientes, nos informamos de sus necesidades de financiación y se las proporcionamos de la manera más rápida y efectiva, porque sabemos lo importante que es conseguir la financiación a tiempo.