Posted

Internacionalización de países emergentes: La evolución económica de India

La India ha pasado en apenas dos décadas de ser considerada el “enfermo de Asia&rdquo, a ser una de las economías emergentes con más futuro. Los economistas predicen que al ritmo actual de crecimiento, India se convertirá, en el año 2050 en la tercera economía mayor del mundo y hacia 2020, en el país más poblado de la Tierra. Junto a China, fue de las poquísimas grandes economías que no sufrió, contracción económica alguna a raíz de la crisis financiera y económica internacional que se vive desde 2008. 1

Su crecimiento económico se ha acelerado desde 2003, y actualmente su tasa supera el 8%, gracias a la demanda interna, a las exportaciones, y a la entrada de capitales extranjeros. El patrón de crecimiento está, basado en el desarrollo de los servicios, frente al modelo industrial del resto de los países asiáticos industrializados.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía india obtuvo una tasa de crecimiento promedio de 5.6% entre 1991 y 2000 y de 7.2% entre 2001 y 2009. La India creció, por encima de 9% entre 2005 y 2007, cayendo a 5.4% en 2009. Pero, más recientemente, la fuerte manufactura, así, como los servicios ayudaron a ésta economía a romper los pronósticos de crecimiento, al obtener un 7.9% anual en el primer trimestre de 2010, muy por encima de sus expectativas.

Sin embargo, la gran interrogante es si se darán las condiciones necesarias para poder seguir creciendo a tasas superiores al 8% anual durante mucho tiempo. Para que se logre esto y, a su vez, alcance una posición más influyente en el contexto internacional, necesita enfrentar grandes desafíos políticos, sociales y económicos.

India debe luchar con varias barreras internas, entre las cuales las más importantes sin lugar a duda son: la situación fiscal y el nivel de infraestructura, pues si quiere mantener sus ritmos de crecimiento necesitará, un altísimo nivel de inversión para alcanzar sus metas. Desafortunadamente, las perspectivas no son muy optimistas debido a que el déficit público supera el 7% del PIB y la deuda pública acumulada ronda el 80% del PIB. Resulta difícil pensar que el país podrá, acometer en solitario las inversiones necesarias.

Los principales impulsores del crecimiento en la India serán los mercados rurales en crecimiento y las exportaciones de mercancías. India tiene un futuro muy brillante en los años por venir.

Para sostener el crecimiento de la economía india en los próximos años , el país tendrá, que movilizar, de muchos modos y con medios, recursos susceptibles de inversión nacional y extranjera, con incentivos a los empresarios del sector privado para ejecutar nuevos proyectos y alentar el ahorro de la gente, además de los flujos de inversión extranjera directa (IED). Para potenciar las inversiones, en especial en el área de infraestructuras, la India necesitará, mayores ahorros internos, sobre todo en el sector público, junto con una intermediación financiera eficiente. Además, el país deberá, atraer y absorber ahorro externo, con fuerte preferencia de inversión extranjera directa en todos los sectores.

Fuentes: http://www.sela.org/attach/258/EDOCS/SRed/2010/10/T023600004416-0-La_economia_de_la_India_y_sus_relaciones_con_ALC_-_2009-2010.pdf http://www.hoy.com.do/negocios/2010/3/27/319445/print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *