Utilizamos cookies de terceros para ofrecerle una mejor navegación. Si continúa, consideramos que acepta su uso. Más información en condiciones de uso

Legorburo Legorburo Concurso de acreedores… te ayudamos en el proceso.

Líneas de Crédito

En Legorburo Consultores somos expertos en proporcionar financiación a la empresa. A raíz de ello consideramos que uno de los productos más importantes y atractivos para financiar su circulante son las líneas de crédito.

Las líneas de crédito son un contrato por el cual una entidad financiera se obliga a poner a disposición de su cliente un determinado límite de crédito, durante un plazo estipulado. El plazo que se estipula no suele superar el año, ya que intenta corresponder con la financiación al ciclo comercial.

Con la línea de crédito se busca atender necesidades de tesorería, cubriendo los distintos desfases que puedan producirse entre cobros y pagos. Por tanto, cuando se produce un saldo de tesorería negativo, es necesario financiarlo y la línea de crédito cumple con esta función. Cubre el déficit de recursos a corto plazo. La ventaja fundamental de la línea de crédito, descansa en la disponibilidad de recursos para las empresas que puedan ser utilizados en el momento en el que se necesiten. El importe contratado y no dispuesto permanece como saldo disponible para nuevas necesidades de financiación.

Gracias al mecanismo de cuenta corriente en que se apoya su operativa, permite no solo utilizar el crédito en una o más ocasiones, sino también efectuar reembolsos totales o parciales de aquellos recursos de los que haya hecho uso. El cliente de este producto por tanto podrá utilizar el crédito del mismo independientemente de la devolución total o parcial que haya realizado, sin que este quede cancelado o extinguido.

El cliente únicamente pagará intereses por el saldo dispuesto. Sin embargo, también hay que mencionar que por la parte de crédito no dispuesta, el cliente deberá pagar una comisión de disponibilidad.

Características principales de las líneas de crédito:

  • Contrato de naturaleza mercantil.
  • Contrato bilateral que genera obligaciones por ambas partes.
  • Contrato oneroso: El cliente deberá abonar tanto los intereses como las comisiones pactadas.
  • Importe máximo disponible: Que es el límite de riesgo máximo concedido.
  • Plazo de duración: Como se mencionó anteriormente, inferiores al año.
  • Intereses: Se calculan sobre el saldo medio dispuesto durante el periodo de liquidación.
  • Tipo de interés por excedido: Es el interés que se cobra si se excede de la cantidad acordada con la entidad financiera.
  • Comisiones: Existen numerosas comisiones que se pueden aplicar en las líneas de crédito. Se pueden encontrar, comisiones:  
    • De apertura
    • De renovación
    • Por gastos de estudio
    • De disponibilidad
    • Por saldo excedido
    • Por operaciones
    • Por reclamaciones
    • De administración

 Obligaciones de las partes:

Las obligaciones del acreditado son el pago de las comisiones establecidas por la entidad financiera, los intereses del crédito dispuesto, así como la devolución total del crédito concedido y en el plazo estipulado.

Por otra parte, la entidad financiera tiene la obligación de poner a la disposición del cliente la cantidad acordada durante los límites de tiempo establecidos.

Renovaciones de la línea de crédito:

La continuación de la relación contractual, se puede llevar a cabo mediante una novación extintiva (extinción de un contrato existente y la formalización de uno nuevo) o mediante una renovación (acuerdo de prolongación previo a la fecha de vencimiento).

Podría ocurrir también que se produjera una resolución de contrato, motivada por el incumplimiento de alguna de las clausulas del contrato por parte del acreditado, o porque la Entidad Financiera considere que se ha deteriorado gravemente la calidad crediticia del acreditado.

Funcionamiento de la línea de crédito:

Como se ha comentado más arriba, la línea de crédito tiene una mecánica de cuenta corriente que permite no solo utilizar el crédito en una o más ocasiones, sino que también gracias a este mecanismo, el acreditado puede efectuar reembolsos totales o parciales de aquellos recursos de los que haya hecho uso.

Las cuentas de crédito están formadas tanto por saldos deudores como acreedores, en el caso de que la cuenta tenga saldo acreedor, la entidad financiera, liquidará los interés a favor de la empresa que solicito la línea. En caso contrario, saldo deudor, será la empresa la que devengue intereses a favor de la entidad financiera.

Por tanto y a modo de resumen, las líneas de crédito son usadas para satisfacer las necesidades financieras de los ciclos económicos de las empresas. Resultan de gran utilidad en caso de incremento de ventas, pues  con ello se produce automáticamente el aumento del crédito concedido por la empresa a sus clientes, el incremento de impagos, el aplazamiento del pago concedido a los clientes y un largo etcétera que debe financiarse, precisamente, mediante una línea de crédito bancaria.

En Legorburo Consultores y gracias a nuestra amplia red de proveedores financieros, sabemos dónde buscarle la financiación que necesita. Muéstrenos qué quiere y nosotros se lo daremos. Contará con todo el equipo de Legorburo Consultores.

 


C/ Velázquez, 126. 3º B - 28006 Madrid Télefonos Contacto: 91 561 44 67 - Fax: 91 563 36 68 E-mail: jlegorburo@legorburoconsultores.es Legorburo Legorburo Legorburo
Legorburo Consultores, S.L. © Copyright 2018 Aviso Legal
Contacte con nosotros
Contacte con nosotros
Nombre*  


E-mail*  


Teléfono*  


Mensaje


política de privacidad de datos