Utilizamos cookies de terceros para ofrecerle una mejor navegación. Si continúa, consideramos que acepta su uso. Más información en condiciones de uso

Legorburo Legorburo Reestructuración de empresas… Te apoyamos financieramente.
           

Financiación a la empresa: Los Préstamos a corto plazo

21/05/2014

Financiación a la empresa: Los Préstamos a corto plazo

La Póliza de Préstamo a corto plazo es un contrato por el que una entidad financiera entrega una cantidad de dinero a una empresa para la financiación de una operación concreta, comprometiéndose la empresa con la entidad financiera al pago de cuotas periódicas divididas tanto en la amortización del capital recibido como en el pago de los intereses pactados.

Para que una operación de este tipo sea posible, previamente el banco ha debido de realizar un estudio por parte de la comisión de riesgos y haber solicitado las garantías oportunas que cubran la posibilidad de riesgo de impago por parte del deudor.

Es por las garantías que se solicitan, por las que hay dos tipos de préstamos, pudiendo encontrar:

  • Préstamos con garantía personal: Se requiere la solvencia del solicitante o de un tercero que actúe como avalista (fiador solidario).
  • Préstamos con garantía hipotecaria: Siendo un bien inmueble el que garantiza el buen fin de la operación.

Estos préstamos pueden haber sido proporcionados a tres tipos de interés distintos, a saber:

  • Interés fijo: Constante a lo largo de toda la vida del préstamo.
  • Interés variable: Compuesto por un tipo de interés de referencia, más un diferencial. En España es bastante habitual utilizar, como tipo de interés de referencia , el Euribor, que es el índice de referencia de contratación del mercado interbancario.
  • Interés mixto: Fijo en un primer momento pasando posteriormente a ser variable.

Así mismo, podrían presentarse también dos cláusulas. La cláusula “suelo” establece un tipo de interés mínimo a pagar por el prestatario, no pudiendo ser el interés que se pague por el préstamo nunca inferior a la misma. Por el contrario, la cláusula “techo” fija un tipo de interés por el cual el prestatario no podrá pagar en ningún caso más de el.

¿En qué costes se puede incurrir a la hora de financiarse mediante un préstamo?

  • Costes iniciales: Gastos de apertura, de estudio y tasación.
  • Costes de formalización: Gastos de notaría.
  • Costes periódicos: Serían los intereses que ya se han comentado.
  • Costes finales: Costes de amortización anticipada y costes de cancelación.

Por tanto, cuando una empresa necesita financiación para una operación concreta ha de buscar la financiación mediante un préstamo, debido a que su tipo de interés es menor que la retribución exigida por las aportaciones que puedan hacer los socios. Además hay que contar con las ventajas fiscales que se obtienen de la solicitud de un préstamo, que son la deducibilidad de los intereses inherentes a la financiación.

Si su empresa necesita financiación puntual, cuente con Legorburo Consultores, un equipo profesional altamente especializado en búsqueda de financiación a la empresa, con el que podrá contar para todo el proceso de obtención de la misma.

 

Fuentes de consulta: Páginas web de:

 

  • Expansión
  • Edufinet

 

Javier Quer Mora

Legorburo Consultores

Qué opinas

Nombre E-mail Comentarios    
Post relacionados
Legorburo
Financiación a la empresa: Las Líneas de Crédito
Es un contrato por el cual una entidad financiera .....
Legorburo
Financiación a la empresa: Las Líneas de avales
Un aval es una garantía emitida por una entidad, o.....
Legorburo
Financiación a la empresa: El Crédito Documentario
El actual mercado internacional en el que nos enco.....
Sobre el autor
Legorburo Juan Legorburo Socio Director. Experto en Asesoramiento Financiero de Empresas desde hace más de 20 años

Videos

Redes Sociales
 
 


C/ Velázquez, 126. 3º B - 28006 Madrid Télefonos Contacto: 91 561 44 67 - Fax: 91 563 36 68 E-mail: jlegorburo@legorburoconsultores.es
Legorburo Consultores, S.L. © Copyright 2019 Aviso Legal