Posted

Asesoramiento Financiero ¿Integración en la Unión Europea?

En estos momentos tan delicados como son los que se viven hoy en día en nuestra sociedad, y con este término no me refiero solamente a España, sino a toda la Unión Europea (sí, a Alemania también) creemos que es ahora más que nunca cuando la integración fiscal y tributaria de la Unión Europea se debería producir, para evitar casos como el que vamos a hablar más adelante. Si de verdad queremos funcionar como una verdadera «comunidad» en todos los aspectos que ello conlleva, tenemos que ser un «núcleo duro», es decir, una sola Unión Europea en todos los aspectos, en lo que podríamos denominar, ser los “Estados Unidos Europeos”.

Esto conllevaría a tomar acciones como, por ejemplo, que todos los estados (países) miembros de la Unión Europea establecieran los mismos impuestos de sociedades para todas las empresas que facturaran su actividad empresarial en alguno de dichos países correspondientes;  y en definitiva muchas más acciones para llevar a una mayor integración entre todos los países, que debería empezar por la integración fiscal entre otras muchas medidas (como integración bancaria, económica,…etc.). Debemos olvidarnos de actuar «país a país», y empezar a pensar como comunidad conjunta, es decir, los problemas de unos también son de los otros.

Con todas estas acciones de integración, para cada vez actuar más como un único Estado, estamos convencidos que se evitarían casos como los que estamos viendo a través de la prensa de evasión de impuestos de un país miembro a través de otro país miembro.

El último caso, en salir a la palestra, ha sido cómo España reclama a Microsoft, 12 millones de euros por impuestos de sociedades de los años 2004 y 2005, y la renta de residentes en 2006. Esto por las ventas realizadas online de software en España que está tributando en Irlanda.  La causa de ello, es  que el impuesto de sociedades en Irlanda es del 12,5%, es decir, muy inferior al existente en España. Y no solo Microsoft busca esta fórmula para ahorrarse impuestos en otros países (miembros de la misma “Comunidad”) sino que muchas otras también lo realizan, entre ellas muchas tecnológicas.

Si queremos que la Unión Europea crezca como comunidad conjunta, debemos tomar medidas de integración entre los países, de forma que éstos  jueguen con las mismas reglas en una competencia leal entre ellos.

Vicente Pavón Alonso

Analista de Proyectos

egorburo Consultores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *